La Calle de Córdoba XXI

viernes, 6 de septiembre de 2019

Nuestra profunda crisis española; ¡Aquí no hay playa!


Uno tras otro de los acontecimiento que se suceden en el escenario político e institucional español durante el incipiente siglo XXI muestran con claridad los síntomas de una crisis profunda del Estado español, con independencia de la crisis política europea y la crisis económica global.

Negar ya el fracaso de la Constitución del 78 tan solo reviste la categoría de ejercicio retórico de cuidados paliativos, toda vez que la crisis de la transición española no sólo se evidencia en la carencia de unos derechos fundamentales dotados de un mínimo núcleo sustantivo objetivo, mínimamente concordante con la realidad de los hechos, sino que la mística constitucionalista sólo subsiste sobre una concepción únicamente procedimental centrada en el rito electoral para establecimiento de mayorías por el procedimiento estadístico.

viernes, 1 de marzo de 2019

El procés y la caverna; el drama de una tensión.


Si esto fuese una novela yo nunca la comenzaría frente al pelotón de fusilamiento de Macondo, sino mucho antes, y más cerca, en la habitación silenciosa del hotel Cervantes de Linares donde Manolete plácidamente se vestía de luces en una tarde de 29 de agosto.

En 1947 el miura se llamaba Islero, en 2019, su fisionomía ha cambiado y se llama «el procés». Dos figuras contradictorias tensionan la plaza. De un lado el estallido de ira protagonizado el pasado martes 26/02 por Girauta en el Congreso (1) tensiona las gradas, y de otro, en la arena del coso, la parsimoniosa coreografía judicial descompone realidades en «bits» de percepciones que luego reorganizados por las convicciones de los siete magistrados del Tribunal Supremo retornarán al público bajo la forma de «hechos jurídicos» que señalarán la culpa y ajusticiarán a los reos.

domingo, 10 de febrero de 2019

La izquierda desorientada y la innovación neoliberal del cooperativismo agrario


Muchas cosas sorprenden ya en Andalucía, no sólo por la emergencia de VOX, sino también –o quizás por ello–, por el desmoronamiento cultural y estructural de los hasta hoy considerados como la izquierda andaluza con proyección también nacional.

No se trata de un cataclismo puntual, sino del derrumbamiento de un castillo de naipes edificado sobre la impostura de unas etiquetas puramente emocionales vacías de historia y contenido mínimamente relacionado con los fundamentos de la ilustración.

lunes, 14 de enero de 2019

El supermercado de las convicciones judiciales. Miguel Pasquau versus Tribunal Supremo; Género, Familia y Machismo.


Asiduo articulista de CTXT el novelista y juez del TSJA, Miguel Pasquau, publicó recientemente un interesante artículo que abre ciclo en Andalucía lanzando una carga de profundidad con cabeza nuclear contra el Tribunal Supremo. Lleva por título una inquietante pregunta; ¿Es el género, es la familia o es el machismo? (1). Y en el mismo comenta la sentencia 677/2018 del Tribunal Supremo (2) por la que una conducta similar de agresión en un hombre y en una mujer, en el seno de una relación de pareja, penaliza más gravemente al varón que a la mujer.

domingo, 30 de diciembre de 2018

La España bipolar y la doctrina de la falsa simetría


Andalucía se dispone a afrontar una nueva renovación del aparato redistributivo clientelar en código schmittiano (1)  –el del derecho de los «amigos» versus los «enemigos»–, y en clave de soberbias muy acentuadas.

La soberbia de la izquierda siempre se ha fundado en la justicia de un nuevo reparto social de privilegios en orden a la meritocracia curricular, aunque sin relación concreta con los valores de la ilustración. El felipismo canonizó el nuevo orden bajo la doctrina del pragmatismo.

domingo, 14 de enero de 2018

El Español errante y el país de los tres noes

Lo mejor de España es que no se necesitan razones para justificar un cambio o motivar una revolución. Las razones siempre las hemos tenido ahí desde los Reyes Católicos, y lo más milagroso es que, a fecha de hoy, no falta ninguna.

El naufragio del régimen del 78, es, en sus fundamentos, idéntico a todos los naufragios anteriores;   la mediocridad de los líderes, la obsolescencia del congreso, la arrogancia de los poderosos, el reinado de lo falso, la corrupción política e institucional, la vulgaridad de los ricos, el cráter vacío de la industria que nunca tuvimos, la mediocridad de la escuela, la precariedad de los contratos, la explotación desmedida, la miseria galopante, la urbanización especulativa, la desertización del territorio, el austericidio de los servicios públicos, la miseria cainita de nuestra historia...

Desde Don Quijote no nos privamos de nada en este país; ni tan siquiera de estar bien informados y conscientes de nuestro perpetuo fracaso.

jueves, 28 de septiembre de 2017

España y el imperio del poder judicial: Estado de conveniencia y prevaricación judicial


El jardín de las voluntades entre volcanes de emociones…
Pequeño tratado de botánica hispánica con 14 paisajes
Decía Foucault que el discurso no es un hecho lingüístico (1), sino un juego estratégico de lucha y confrontación; de acción y reacción, de argumentación y contra-argumentación; de dominación y acomodamiento; de polemización crítica y sumisión acrítica. 

Sin duda Foucault era francés. Un español jamás hubiese hablado de “juego estratégico” en la España del siglo XX. Tampoco en la España actual, ya que desde la dictadura ninguna tertulia de bar, o televisiva, ni debate parlamentario, configura en esencia ningún hecho lingüístico; mucho menos un “juego estratégico”. En los últimos 80 años más que intercambios de ideas el Español medio lo que practica habitualmente es la confrontación de voluntades. Sea soberanista o independentista, monárquico o republicano, de derechas o de izquierdas, catedrático o párvulo, juez o abogado, el Español de hoy se desenvuelve en todos los ámbitos de su vida, en un inmenso jardín de voluntades que florece permanentemente entre volcanes de emociones; desde Algeciras a Portbou.